Diarios de Viaje: Centroamérica

Querida familia,

¡Me despierto cada mañana y me pregunto lo afortunado que soy de viajar por el mundo! Esta semana, estoy visitando los países en Centroamérica. Cada país tiene su propia cultura diversa. Empecé mi viaje en Guatemala. Guatemala tiene una cultura rica llena de lugares interesantes para ver. Me quedé en un hotel se llama Westin Camino Real en Ciudad de Guatemala. La ciudad está dividida en 21 zonas. Primero, fui a la Zona 10 para visitar a Popol Vuh, un museo que tiene artículos arqueológicas de los mayas antiguos. En Domingo, fui a Plaza Mayor para ir de compras y disfrutar del entorno. Me compré helado de chocolate y atol de elote para el almuerzo. Atol de elote es una bebida espesa hecha con maiz, canela, y agua.

Salí de Ciudad de Guatemala y fui a Antigua. Antigua fue la capital del imperio español en América desde el 16 al siglo 18. Pasé mi tiempo en Antigua por el senderismo Cerro de la Cruz, una montaña en la ciudad. Quería aprender más sobre el idioma español, asi que  fui a Academia de Español Antigueña, una programa para los hablantes no nativos de español. Me quedé con una familia guatemalteca durante una semana. En mi última día en Guatemala, fui a las ruinas Mayas de Tikal. Cuando los Mayas estaban vivas, Tikal era una ciudad importante en el reino. También en la selva, alejado de la civilización.

Atol de Elote

Tikal

Después de Guatemala, fui a Honduras. Similar a Guatemala, los mayas también habitaron Honduras. Para la mayoría de mi tiempo en Honduras, me quedé en Tegucigalpa, la capital de Honduras. Cuando yo estaba en la ciudad, el tráfico era agitado y peligroso. Yo casi metí un accidente de coche en Parque La Leona, pero el taxista detuvo el coche justo a tiempo. Para el resto del día, caminé por la ciudad. Fui a Museo Para la Identidad Nacional, que tenía muchas exposiciones sobre la historia de Honduras. Para el entretenimiento, fui a Plaza Garibaldi cantar karaoke con amigos nuevos que conocí en Parque La Leona.

La siguiente lugar que visité fue Roatán, una isla frente a la costa de Honduras en el Mar Caribe. En Roatán, hay un grupo de personas llamado el Caracol. El Caracol tiene sangre europea y británica-afro-caribeña. Roatán es un lugar popular para los buceadores y pescadores. ¡Nunca he ido esnórquel antes el viaje, pero me gustálo mucho! Para el almuerzo, comí sopa de caracol(¡no la gente!) en un restaurante se llama Bite on the Beach. Al final de la día, aprendí que la gente en Roatán tiene una historia lleno de hechos interesantes; por ejemplo, la isla ha conquistado por España y Inglaterra.

Parque La Leona

Roatán

La última lugar en Centroamérica tuve que viajar fue El Salvador. Con toda honestidad, yo esperé mucho de El Salvador porque es un país más pequeño; afortunadamente, me equivoqué. El Salvador tiene muchos volcánes y lagos hermosos. El país ha tenido un pasado difícil debido a las guerras civiles y la corrupción; sin embargo, lo tiene gente asombroso que tiene un amor por fútbol, familia, y comida. Primero, la capital, San Salvador. Fui a Jardín Botánico La Laguna. Se localiza al final de un volcán. Vi muchos tipos de flores y árboles. Entonces, fui a Parque Cuscatlán con una chica que me conocí en el jardín. Compré un osito de peluche para ella de un vendedor.

La última ciudad en Centroamérica que me visité fue Santa Ana. Santa Ana es relajado con muchas personas. Yo sólo fui a un lugar en Santa Ana, es Tazumal. Tazumal es una ruina maya. Se considera de las ruinas más importantes de Centroamérica. En los tres países que visité, los Mayas eran un parte integral del desarrollo de la tierra y la cultura.

Tazumal Maya

Emanuel

Diarios de Viaje: México

Querida familia,

He disfrutado mi viaje hasta ahora. Salí la República Dominicana y llegué en México a las seis de la mañana. La primera ciudad en mi lista es Tijuana. Tijuana es una ciudad situada cerca San Diego, en los Estados Unidos. Lo tiene muchas actividades para ambos los lugareños y los turistas. Caminé en una calle se llama Avenida Revolución, que tiene una gran cantidad de restaurantes y tiendas. Pensé que perdí mi pasaporte, pero una mujer anciana agradable lo encontró. También fui a un combate de lucha libre. La gente le encantó, pero en mi opinión, era aburrido.

Tijuana

Después de eso, fui a Cabo San Lucas, una ciudad de vacaciones con muchas fiestas, sol, y campos de golf del mundo. Me pasé mi día en un yate con amigos. Bebimos piña coladas(sin alcohol, claro) y miramos la puesta de sol sobre las aguas cristalinas. Al día siguiente, fui paravelismo sobre el Océano Pacífico; al mismo tiempo, era temblaba porque había tiburones en el agua. Afortunadamente, sobreviví, así no te preocupes.

Cabo San Lucas

Partir de ahí, tomé un avión y fui a Monterrey. En mi opinión, Monterrey es como la versión mexicana de Nueva York. El ambiente es muy moderno con muchas oportunidades para disfrutar de las atracciónes culturales como el Museo de Historia Mexicana y Arte Contemporáneo. Fui a ambos (por cierto). Comí quesadillas y carne asada en un restaurante se llama El Rey de Cabrito. Yo estaba lleno de todas las quesadillas y apenas podía caminar. Me quedé en un hotel se llama Gran Hotel Ancira. Dormí como un bebé.

Una pintura del Museo de Arte Contemporáneo

Monterrey a la noche

Tan pronto como me desperté, salí para Zacatecas en el centro de México. Zacatecas es una ciudad histórica con muchos lazos a la Revolución mexicana. Fui a Centro Platero, donde los plateros hacen artensanías hechas de plata. Para mí, la mejor parte de Zacatecas fue Cerro de la Bufa, que es un gran montaña en la ciudad. Tomé un trole con mis amigos a la cima de montaña. Allí almorzamos. Es un momento que nunca olvidaré sobre México.

Zacatecas y Cerro de la Bufa

Cuando la gente piensa de México, ellos ven la música de mariachi, tequila, y sombreros. Guadalajara es la ciudad que tiene todo eso y más. Fui a Guadalajara por dos días. El día primero, vi a un grupo de mariachis cantó cuando comía comida en la plaza. Caminé por el parque Solidaridad y compré ropa, pinturas, y maracas tradicionales. Visité el centro histórico y fui al Museo de Arte de Zapopan. El día segundo, fui a un partido de fútbol entre C.D.Guadalajara(Chivas) y Club América. Me encantó la ciudad entera.

Guadalajara

La siguiente ciudad que visité fue Oaxaca. Oaxaca es conocido por su buena cocina y sitios arqueológicas. Fui a Monte Albán, que tiene una influencia diversa de la cultura antigua Zapoteca, Maya, y Azteca. No pasé mucho tiempo en Oaxaca porque no tuve mucho dinero sobrante. Yo, sin embargo, voy en bicicleta por las montañas. Fue muy relajante.

Monte Albán en Oaxaca

La última ciudad que visité fue la capital, México D.F. La ciudad ha estado a la vanguardia de la historia de México. Aunque tiene mucha polución, no me detuvo. Sólo desayuné café con tostados(porque no tuve dinero), pero estaba listo para mi última día en México. Vi a los jardines flotantes de Xochimilco y la plaza de Zócalo. Cuando fui la Catedral Metropolitana, una monja echó agua bendita en mí; fue muy raro. Afuera de la ciudad, visité las pirámides de Teotihuacan. Según a los mitos, fue aquí donde los dioses planearon la creación del hombre.

Terminé mi viaje a México por caminando a través de Chapultepec, el parque más grande en el hemisferio occidental. He gustado mi viaje mucho. Tenía mis conceptos errónes sobre México, pero me di cuenta que yo tengo a tratar cosas nuevas. Extrañaré México.

Emanuel

Chapultepec

Diarios de Viaje: El Caribe

Querida familia,

Me faltan las palabras adecuadas. ¡España fue increíble y espero visitarla otra vez. Para ahora, voy al Caribe. Los países que hablan español en al Caribe son Puerto Rico, La República Dominicana, y Cuba. En primer lugar en mi lista es Puerto Rico. Yo llegué en el centro de San Juan (la capital de Puerto Rico) y desde allí, fui a mi hotel se llama Caribe Hilton. No me quedé mucho tiempo porque fui el Morro, una fortaleza construida en el siglo 16. Después de eso, fui al Yunque. El Yunque es un bosque grande. Durante la caminata, no podiá oír nada excepto por las cascadas y animales. Fue calmante para mi alma.

El Yunque

El YunqueEl MorroEl Morro

Salí de Puerto Rico para la siguiente parte de mi viaje, la República Dominicana. La capital, Santo Domingo, es una ciudad bulliicosa con muchas personas diferentes. La cultura es una mezcla de africanos, españoles, y las influencias nativas. Por casualidad, me encontré con mi amigo viejo de Nueva Jersey, Miguel. El me mostró Santo Domingo y las atracciones más populares como Zona Colonial y Alcazar de Colon. Despues de un día lleno de actividades, comí platanos con salami. Para cena, fui a un restaurante se llama Don Pepe.

Zona Colonial

Zona Colonial

Salí Santo Domingo para la tiempo de mi vida. Fui a Punta Cana, el epicentro de centros turísticos, playas, y sol. Ellos no saben la relajación es hasta que han visitado y bebido piña coladas en la playa.

Punta Cana

Punta Cana

Yo no queriá dejar, pero tenía que hacerlo. El último lugar en mi lista en el Caribe fue Cuba. Tuve que ir a través de México para visitar Cuba porque los Estados Unidos no permite a sus ciudadanos viajar a Cuba. Cuando me llegué, fui a la Habana Vieja. Estando en la ciudad era un choque cultural. La gente estaba feliz de tener turistas estadounidenses. Fui a la Plaza de la Revolución a escuchar un discurso.

Plaza de la Revolución

Plaza de la Revolución

 

La Habana Vieja

La Habana Vieja

¡Bailé la salsa en Havana también!

Eso es todo para mi viaje al Caribe. Mi viaje ha hecho más que empezar. ¡Adiós por ahora!

Emanuel